Con este sistema se reduciría la brecha internacional entre China y el resto de naciones en la detección y diagnóstico de enfermedades infecciosas de manera significativa, según explica Xu Jianguao, investigador de la Academia de ingeniería china, en una rueda de prensa de la que se hace eco la cita agencia Xinhua.

En 2008, el ministerio comenzó un proyecto sobre prevención y tratamiento de enfermedades infecciosas. El objetivo principal de dicho proyecto era establecer un sistema de prevención y tratamiento de las principales enfermedades transmisibles como el virus de inmunodeficiencia humana (VIH) y la hepatitis, tal y como afirma Chen Chuanhong del Ministerio de Ciencia y Tecnología.

Desde entonces, China ha desarrollado una red de comunicación e investigación entre agencias y regiones para detectar dichas enfermedades infecciosas y reforzar los esfuerzos para enfrentarse a grandes epidemias como la gripe H1N1 (gripe porcina) y la enfermedad del Zika. Así lo asegura Qin Huaijin, encargado de ciencia y educación en la Comisión nacional de salud y planificación familiar de China.

Este sistema sería eficaz en la detección de enfermedades como la cepa H7N9 de la gripe aviar, de la que China confirma ha confirmado nuevos casos en los últimos meses y de la que se esperaba que pudiera aumentar en invierno debido al patrón estacional de este tipo de patógenos. China podría beneficiarse de este sistema de detección de patógenos en 72 horas, así como otros países en los que se incorporara.