“Alrededor de 1.500 millones de personas mueren en el mundo por no tener acceso a los medicamentos”, comentó Juan José Rodríguez Sendín, presidente de la OMC y uno de los expertos sanitarios que forman parte de la recién constituida asociación. La presentación contó con la ponencia del político José Bono, quien señaló la importancia de una asociación como esta: “Desarrollar el tratamiento para la hepatitis C cuesta 300 euros, y en España se ha pagado 42.000 euros por paciente”, subraya Bono.

De esta manera, la asociación denuncia este precio hinchado que “suma un alto gasto al sistema público hasta el punto de ponerlo en riesgo además de que dificulta que muchos pacientes puedan acceder a su tratamiento”, señala la asociación. Durante la presentación se afirmó que las farmacéuticas invierten 25.000 millones de euros en investigación y 35.000 millones en marketing, “imaginen la de revistas, libros y, según dicen algunos, voluntades que se pueden comprar con ese dinero”, dijo Bono a los asistentes.

La asociación aprovechó la ocasión para presentar también el libro Medicamentos, ¿derecho humano o negocio?, que trata como los pacientes sufren dificultades para conseguir medicamentos debido a los intereses económicos de las farmacéuticas. “En Sudáfrica no podían acceder al tratamiento del VIH por su precio, tras varias revueltas populares los medicamentos se hicieron más accesibles, la presión en las calles es muy importante en esta lucha”, explica Ramón Gálvez, uno de los autores del libro.