De acuerdo con los nuevos estudios presentados por la Comissao Nacional de Incorporaçao de tecnologías no sus (CONITEC), ambos fármacos reducen hasta un 50% los niveles de la hormona paratiroidea (PTH) y aumentan las tasas de supervivencia, en comparación con otros tratamientos. Además, el fármaco paricalcitol puede reducir el riesgo de hospitalización.

En Brasil, cerca de 45.000 pacientes tenían niveles de PTH superiores a la media en 2014 (más de 300 pg/ml), según datos aportados por la Sociedade Brasileira de Nefrología (SBN). El aumento de estos niveles provoca síntomas como dolor de huesos y articulaciones, fracturas y rupturas de tendones, y deformidades esqueléticas, entre otros. Además, incrementa el riesgo de complicaciones cardiovasculares y la mortalidad.

Con el fin de controlar los niveles de PTH y evitar los síntomas asociados, el Ministerio de Sanidad de Brasil recomienda corregir los niveles de calcio y fósforo del paciente a través de la dieta y realizar reajustes en la hemodiálisis y en las terapias farmacológicas, así como en el uso de quelantes de fosfato de calcio (sevelamer).

En caso de que los niveles de PTH no se modifiquen con estas medidas, el Ministerio de Sanidad de Brasil pone a disposición de los pacientes alfacalcidol (oral) y calcitriol (oral o inyectable). En última instancia, y en caso de que los niveles de PTH sigan por encima de los límites recomendados, el gobierno brasileño estipula la extirpación de las glándulas paratiroideas por cirugía (paratiroidectomía).