Según informa el Centro Regionale Trapianti CRT Sicilia, Granata fue uno de los participantes en la mesa, organizada bajo el título “Nos gustaría una Sicilia sin diálisis” con el objetivo de llamar la atención sobre la prevención de la citada patología. Formaba parte de un evento de 2 días coordinado por Granata.

De acuerdo con el especialista, la diabetes, la hipertensión y las enfermedades cardiovasculares se encuentran entre los factores que más contribuyen al deterioro de la función renal; a ellos hay que añadir la enfermedad renal autoinmune, infecciones de las vías urinarias y hereditarias.

Se ha calculado que la mortalidad determinada por la presencia de un fallo renal es aún mayor que la de los tumores de próstata y de mama juntos. Además, la enfermedad renal crónica puede llevar a la pérdida completa de la función renal, obligando al paciente a someterse a un tratamiento de sustitución, como la diálisis, o a un trasplante. Para el asesor regional de Salud, Baldo Gucciardi, la prevención “puede sin duda reducir el fenómeno”, aunque “el camino es largo”.

“Necesitamos construir un nuevo modelo de control, un nuevo modelo de organización”, añadió.

En 2016, el CRT registró un incremento de las donaciones de órganos y un aumento del 20% de los informes de muerte cerebral, según los datos ofrecidos por su coordinadora Bruna Piazza, que habló de la herramienta proporcionada por Gucciardi para reunir un comité técnico empresarial.

“La comunicación es una herramienta fundamental”, destacó Piazza, quien mencionó las campañas de sensibilización activas para intentar que a nivel regional los ciudadanos sean conscientes de lo que supone la donación. “Cuando la familia se siente acogida y escuchada, muchas veces se convierte el no en sí”, aseguró.