Según los autores, el FRA-3 es una situación clínica grave que requiere un manejo especializado. El trabajo buscaba analizar la evolución de los pacientes que sufrieron dicho cuadro estando ingresados en Nefrología o en otras unidades del citado centro hospitalario durante el año 2014.

Gracias al proyecto DETECT-H, se recogieron datos de todos los pacientes que durante su ingreso presentaron un filtrado glomerular disminuido de forma automática y se analizaron de forma retrospectiva. Asimismo, se recopiló información sobre datos demográficos, la necesidad de tratamiento renal sustitutivo (TRS), el criterio de FRA-3, la estancia y mortalidad hospitalarias, así como la identificación de FRA en el informe de alta.

Un total de 2.885 pacientes ingresados en el Hospital San Pedro de Alcántara en 2014 presentaron un filtrado glomerular disminuido durante su estancia hospitalarias. De ellos, 565 pacientes (19,6%) presentaron un FRA-3; el 18,4% estaba ingresado en Nefrología, el 20% en Medicina Interna, el 14% en Geriatría, el 10,6% en Medicina Intensiva, el 6% en Urología, el 5,1% en Oncología Médica y el 25,9% en el resto de servicios hospitalarios.

Más de la mitad de estos pacientes eran varones y su edad media era de casi 74 años. El 14,7% necesitó TRS. La estancia media en el hospital fue de 14 días y la mortalidad hospitalaria de 28,5%. Ambas tasas fueron más altas entre los pacientes que sufrieron un FRA-3 fuera de Nefrología.