“Desde Albacete siempre hemos apostado por la diálisis peritoneal; de hecho, nuestro servicio fue, en 1985, uno de los primeros de España en incorporar a sus prestaciones la diálisis peritoneal”, señalan en un comunicado la jefa del servicio, Carmina Gómez Roldán, y el nefrólogo Agustín Ortega Cerrato, responsables ambos de la unidad de diálisis peritoneal del servicio albaceteño.

Según informa el Gobierno de Castilla-La Mancha, en la actualidad son 64 los pacientes en tratamiento renal sustitutivo con técnicas domiciliarias y 557 los pacientes tratados desde que se puso en marcha. “La actividad está subiendo gracias al esfuerzo de todos los miembros del servicio y la incorporación de un nuevo programa de tratamiento para los pacientes con insuficiencia cardiaca refractaria”, añaden los doctores, miembros del Grupo de Apoyo al Desarrollo de la Diálisis Peritoneal en España (GADDPE).

Ventajas de la diálisis peritoneal

A diferencia de la hemodiálisis, que se realiza cada 2 días en el centro hospitalario, la diálisis peritoneal se lleva a cabo diariamente y en el domicilio, de manera que las alteraciones hemodinámicas o la eliminación de toxinas sufren menos cambios que en la primera técnica citada. Además, la supervivencia es mayor en diálisis peritoneal en los 2 primeros años de tratamiento y los pacientes llegan en mejores condiciones al trasplante renal.

A esto hay que sumar la independencia que supone la diálisis domiciliaria para el paciente, que puede seguir con su ritmo normal de vida y de trabajo. Por último, el hecho de ser una técnica realizada por los propios pacientes hace que se impliquen más en su tratamiento, lo cual influye positivamente en los resultados del tratamiento.

Para que los pacientes escojan de manera meditada e informada su tratamiento sustitutivo renal, en el centro albaceteño cuenta con una consulta prediálisis donde se resuelven todas las dudas. También se les ofrecen indicaciones sobre nutrición, sexualidad o problemas psicosociales y pautas de actuación relacionadas con su enfermedad para conseguir que esta progrese más lentamente y sea aceptada de la mejor forma.

La unidad de diálisis peritoneal realiza además investigación en distintas líneas relacionadas con el tratamiento de las infecciones peritoneales con nanopartículas. “Hemos podido desarrollar varias tesis doctorales relacionadas con el tema y estamos participando en estudios nacionales e internacionales”, comenta el doctor Ortega.