Según las autoras, el aldosteronismo primario es una de las causas de hipertensión secundaria más frecuentes; puede afectar hasta el 15% de los pacientes con hipertensión.

El diagnóstico de la hipertensión asociada al aldosteronismo primario se realiza en 3 fases, que incluyen un cribado inicial, una confirmación del diagnóstico y una clasificación del subtipo específico de aldosteronismo primario. El trabajo recoge el caso de un paciente con hipertensión resistente e hipopotasemia.

El laboratorio cuantificó primero las concentraciones de aldosterona y actividad de renina en plasma mediante radioinmunoanálisis. El paciente tenía elevado el cociente aldosterona/renina; la producción de aldosterona de forma autónoma se confirmó con una prueba de supresión con sobrecarga intravenosa de sodio.

Una vez confirmado el aldosteronismo primario, se determinó el subtipo para guiar el tratamiento; la prueba inicial en la evaluación del subtipo es la tomografía axial computarizada (TAC) de las glándulas suprarrenales. De acuerdo con las investigadoras, el muestreo de la vena adrenal es el método más preciso para distinguir entre la producción de aldosterona adrenal unilateral o bilateral.