Los investigadores analizaron la influencia de las distintas poblaciones linfocitarias sobre la mortalidad de 104 pacientes de la unidad de hemodiálisis del hospital, que tenían una edad media entre 54-78 años. El 31% tenía un trasplante previo; el 26%, una patología tumoral; el 31% era diabético; y un 22% tenía infección por el virus de la hepatitis C (VHC).

Las principales causas de muerte fueron cardiovasculares (40%), infecciosas (31%) y tumorales (13%). Al aplicar un score, en función del número de linfocitos CD19, se observó que el 26% de los que murieron habían dado una puntuación de <3; el 59% murieron con una puntuación de entre 3 y 5; y el 82% de las defunciones obtuvieron una puntuación de ≥6.

Los autores sugieren que sería útil crear una herramienta de pronóstico que valore un score de mortalidad en función del recuento de estos linfocitos. Hasta el momento existía poca evidencia científica sobre la influencia del sistema inmune en la morbimortalidad de los pacientes en hemodiálisis.  

Por este motivo, y para actualizar los avances en las enfermedades renales, el estudio se presentará en se presentará en el 46º Congreso Nacional de la Sociedad Española de Nefrología que se celebrará del 8 al 1 de octubre en Oviedo. Dicho congreso pretende mejorar el diagnóstico y tratamiento de los más de 4 millones de personas que se estima que padecen una enfermedad renal en España.