El SHUa (síndrome hemolítico urémico atípico) protagoniza un ciclo de jornadas en el Hospital Universitario Virgen del Rocío que se extenderá hasta el próximo mes de septiembre, cuando se celebra el Día Internacional de esta patología. Se trata de una enfermedad rara que afecta sobre todo a los riñones, pero puede dañar otros órganos. Tiene una incidencia estimada de 2 nuevos casos por millón de habitantes al año.

Según ha informado el centro, el ciclo -avalado por la Sociedad Andaluza de Nefrología y patrocinado por Alexion Pharma- se podrá seguir online. En mayo hubo 2 sesiones previas al ciclo, en las que se profundizó sobre las bases genéticas del SHUa. El salón de actos del Instituto de Biomedicina de Sevilla (IBIS) acogió la semana pasada la primera de las jornadas propiamente dichas, en la que se analizó la incidencia del respecto al trasplante renal.

Constantino Fernández, del Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña, y Francisco Manuel González Roncero y Miguel Ángel Pérez Valdivia, del Hospital Virgen del Rocío, expusieron su experiencia en dicho campo en el marco de unas jornadas que continuarán en septiembre. En concreto, tras el verano se dedicará una jornada al SHUa en pacientes pediátricos y otra al impacto económico y en la salud de nuevos tratamientos como eculizumab.

El SHUa está causado por la activación incontrolada del sistema del complemento, una de las piezas clave del sistema inmune. Esto da lugar a la formación de trombos en la microcirculación que provocan un daño grave en los tejidos afectados. Afecta fundamentalmente a los riñones, pero también es posible que dañe el corazón, el sistema nervioso central, los pulmones, la piel o el aparato digestivo.

Hasta hace poco, no existía ningún tratamiento satisfactorio para el SHUa; sin embargo, el anticuerpo monoclonal eculizumab se ha presentado en los últimos años como un fármaco eficaz para estos pacientes, cuyo pronóstico se ha modificado sensiblemente cuando el diagnóstico es temprano y la terapia se realiza de manera adecuada.