Tal y como recoge la agencia EFE, el trabajo Programa de Adecuación Terapéutica en Pacientes Hospitalizados tenía como objetivo evaluar el efecto de un sistema de monitorización posológica en los eventos renales, la estancia hospitalaria y la mortalidad de los pacientes. Según ha informado en un comunicado la Junta de Extremadura, en el primer año de instauración de dicho programa, se recibieron 2.829 alertas de pacientes hospitalizados con insuficiencia renal.

Asimismo, se revisaron las prescripciones de 539 y se detectaron 99 errores de posología, sobre los que se realizaron 144 intervenciones de adecuación terapéutica sobre 38 fármacos. Tras comparar estos datos con los del año anterior, se observó un aumento en la tasa de diagnóstico de la insuficiencia renal, una reducción de la estancia hospitalaria y una mayor recuperación de la función renal al alta.

La detección precoz de la insuficiencia renal y la adecuación farmacológica son claves en el devenir del paciente con enfermedad renal y aportan un valor añadido en el proceso de atención sociosanitaria y en la calidad de vida del paciente, de acuerdo con el estudio, realizado por un equipo multidisciplinar formado por Luis Carlos Fernández, Silvia González, Pedro Jesús Labrador, Sara Arnaiz, Juan Ramón Gómez-Martino y María Trinidad Martín.

En España, la prevalencia de la enfermedad renal crónica es del 12,7% y la incidencia del fracaso renal agudo de 15% en pacientes hospitalizados y del 60% en críticos. Mejorar la calidad asistencial de estos pacientes es uno de los grandes retos de la atención sanitaria; desarrollar herramientas para detectar de forma temprana la insuficiencia renal e integrarlas en programas multidisciplinares son claves para mejorar los resultados en salud de estos pacientes.