La sobrehidratación medida por bioimpedancia puede contribuir a valorar el estado de volemia de los pacientes sometidos a diálisis domiciliaria. Así lo concluye un estudio de investigadores del Complejo Hospitalario de Navarra. Los resultados se presentaron en el último Congreso Nacional de la Sociedad Española de Nefrología (SEN).

Según explican los autores, el estado nutricional, la inflamación y la hipertrofia ventricular izquierda influyen en el riesgo cardiovascular de los enfermos renales crónicos. La hipervolemia está asociada de manera de directa con los factores citados, de tal forma que puede repercutir en el pronóstico de estos pacientes. Su manejo es “muy importante” y “especialmente complejo” en el caso de la diálisis domiciliaria.

En el trabajo se usó la bioimpedancia para determinar la volemia de 53 pacientes en diálisis domiciliaria. Se analizaron distintos parámetros y estudió la asociación entre ellos en función de la modalidad de diálisis: diálisis peritoneal o hemodiálisis domiciliaria. La media de sobrehidratación medida por bioimpedancia fue de 0,97 litros y el proBNP medio de 228,6 pg/ml. Ambos valores se asocian significativamente.

El proBNP fue significativamente inferior con diuresis conservada; no se observaron diferencias en el valor de sobrehidratación medida por bioimpedancia. Los pacientes en hemodiálisis domiciliaria, por su parte, presentaban un proBNP inferior respecto a la diálisis peritoneal y una sobrehidratación medida por bioimpedancia inferior. El proBNP se correlacionó significativamente con IL-6 y negativamente con la albúmina. La sobrehidratación fue superior en la hemodiálisis.

A partir de todos estos datos, los investigadores concluyen que la sobrehidratación medida por bioimpedancia se correlaciona con el proBNP y con la albúmina y puede contribuir a la valoración del estado de volemia de los pacientes en diálisis domiciliaria. “Aunque no hemos observado una asociación directa con inflamación, el proBNP se asocia con ellos, lo que apoyaría la relación entre inflamación, malnutrición e hipervolemia”, finalizan.