Según informa la agencia EFE, el nuevo sistema de diálisis peritoneal domiciliaria se basa en una plataforma web que permite la gestión remota del paciente.

De esta forma, los profesionales del Servicio de Nefrología del Hospital de Elche pueden acceder a distancia a los datos más relevantes del paciente y actuar en consecuencia, tal y como ha informado el centro en un comunicado. Esto evita desplazamientos a los enfermos, que pueden también realizar el tratamiento durante el sueño.

“Permite un contacto permanente entre el domicilio y el hospital, lo que aporta seguridad al paciente y mayor control de los datos del tratamiento al profesional, que puede ajustar los programas del dispositivo de forma remota y anticiparse a posibles complicaciones”, ha explicado la responsable de la diálisis peritoneal en el hospital citado, Isabel Millán.

Los hospitales de Castellón, Elda y Xàtiva ya emplean esta opción de tratamiento renal sustitutivo, una terapia que en sus distintas formas siguen alrededor de 6.400 personas en la Comunidad Valenciana, según datos de la Sociedad Española de Nefrología; más de 420.000 personas tienen enfermedad renal crónica en la región.

La diálisis peritoneal utiliza una fina membrana abdominal, el peritoneo, como filtro natural para eliminar los residuos del torrente sanguíneo. De acuerdo con los expertos, se trata de una opción de tratamiento infrarrepresentada en España.