La paciente era una mujer de 55 años originaria de Perú con antecedentes de tabaquismo e hipertensión arterial controlada con medidas higiénico-dietéticas; padecía diabetes tipo 2 tratada con antidiabéticos orales y dislipemia tratada con estatina.

La ingresaron en Medicina Interna después de acudir a urgencias con dolor lumbar bilateral con náuseas, dolor abdominal y astenia. Se diagnosticó una posible pielonefritis aguda; no obstante, no mejoró con el tratamiento, por lo que se consultó con Nefrología.

Al realizar un nuevo historial, la paciente señaló que había sentido síntomas 2 horas después de haber ingerido 2-3 vasos de fruta estrella en ayunas. La revisión de la literatura reveló que el cuadro clínico era compatible con una ingesta masiva de carambola.

Se prescribió tratamiento con alcalinización de la orina y se asociaron aportes con magnesio y citrato potásico. La función renal mejoró de manera gradual.

De acuerdo con los autores, la fruta de estrella o averrhoa carambola es una fruta consumida con frecuencia en Asia y Latinoamérica que tiene alto contenido en oxálico. En pacientes con enfermedad renal, su consumo se asocia con un cuadro clínico neurológico.