Según informa la compañía en una nota, la hemodiálisis extendida, también llamada terapia HDx, extiende el rango de moléculas que se pueden filtrar de la sangre durante la diálisis, acercándose al perfil de filtración del riñón natural. La terapia con filtro Theranova tiene la ventaja, además, de que puede realizarse en cualquier máquina de hemodiálisis.

En el primer estudio, realizado por investigadores del Centre Hospitalier Universitaire de Poitiers (Francia), se llevó a cabo un seguimiento de una decena de pacientes durante un año. La conclusión fue que la hemodiálisis extendida con el filtro Theranova 500 fue capaz de eliminar urea, creatinina, beta-2m y mioglobina en un grado similar a la hemodiafiltración de alto volumen.

“Creemos que el tratamiento con el dializador Theranova es una buena alternativa al tratamiento hemodiafiltración”, señala en la nota Mohamed Belmouaz, uno de los autores del estudio.

El segundo trabajo, firmado por investigadores del ASST Rhodense (Italia), recoge un seguimiento de 5 semanas a 8 pacientes. La hemodiálisis extendida ofreció tasas de eliminación de moléculas pequeñas y medianas comparables a las obtenidas en tratamientos hemodiafiltración de alto volumen; también mantuvo los niveles de albúmina.

Para el autor principal, Ugo Teatini, la hemodiálisis extendida es una “excelente opción”, sobre todo para pacientes frágiles con un catéter venoso central.

En un estudio previo publicado en Nephrology Dialysis Transplantation, los investigadores descubrieron que la terapia HDx con el dializador Theranova puede superar la eficacia de la hemodiálisis de alto flujo y la hemodiafiltración de alto volumen para determinadas moléculas medianas y grandes, con eliminación aceptable de albúmina.