La retinosis pigmentaria y la enfermedad renal crónica avanzada (ERCA) centran 2 proyectos de investigación de grupos emergentes del Hospital de Manises. Su objetivo retrasar la ceguera en los afectados por retinosis pigmentaria y mejorar la supervivencia de los enfermos renales. Se enmarcan en el acuerdo de colaboración entre el Departamento de Salud de Manises y el Instituto de Investigación Sanitaria La Fe (IIS La Fe).

Según ha informado el hospital, se habla de retinosis pigmentaria para referirse a un conjunto de enfermedades oculares crónicas de carácter genético y degenerativo que causan ceguera. Afecta a 1 de cada 3.700 personas, la mayoría varones (60%). David Salom y Emilio González, de los servicios de Oftalmología y Neurofisiología del Hospital de Manises respectivamente, lideran un proyecto que busca crear una estrategia terapéutica que permita retrasar la retinosis pigmentaria.

El proyecto Administración intravítrea de eritropoyetina o análogos no eritropoyéticos incluidos en nanopartículas de sílice para el tratamiento de la retinosis pigmentaria se está desarrollando en paralelo a otro impulsado por la doctora Alicia García del Servicio de Nefrología del Hospital de Manises, junto con la Universidad de Valencia, la Fundación Puigvert de Barcelona y el IIS La FE.

El proyecto Epigenefro

Estudios de cambios epigenéticos en el paciente con enfermedad renal crónica avanzada permitirá identificar los mecanismos que intervienen en la morbimortalidad de los pacientes afectados de ERCA con el fin de mejorar su supervivencia. En España, el 9% de la población adulta padece enfermedad renal crónica. El 1,6% de los mayores de 65 años requieren un tratamiento renal sustitutivo en estadios terminales; a pesar de recibir tratamiento, tienen un índice de mortalidad alto (más del 40% a los 5 años).

El Departamento de Salud de Manises colabora con el IIS La Fe “con el objetivo de aunar sinergias, compartir recursos y herramientas de trabajo con el fin de desarrollar investigaciones que mejoren los procesos médicos para una mayor calidad asistencial de los pacientes”, según la responsable de la Unidad de Investigación Clínica del departamento, Vanesa Carretero.