El trabajo, realizado por investigadores del Hospital Clínico Universidad de Chile (Santiago de Chile), busca ofrecer una visión actualizada de los conceptos relacionados con los trastornos del metabolismo y la mineralización ósea asociados a la enfermedad renal crónica (ERC) y la osteodistrofia renal, junto con sus diversas manifestaciones en radiología.

Para ello, los científicos siguen las recomendaciones de la conferencia internacional Kidney Disease: Improving Global Outcomes (KDIGO), publicadas por la Sociedad Internacional de Nefrología en el año 2006 con el fin de estandarizar y unificar los criterios para la osteodistrofia renal, que se define como el conjunto de alteraciones morfológicas del tejido óseo esquelético asociadas a la ERC.

Por otro lado, la citada organización diferenciaba los trastornos del metabolismo y la mineralización ósea asociados a ERC, dentro de los que se incluyen trastornos del metabolismo del calcio y el fósforo, alteraciones de la estructura y la composición del hueso y calcificaciones extraesqueléticas.

A partir de ahí, los investigadores repasan las diferentes manifestaciones radiológicas de dichos trastornos, que pueden ser de remodelamiento óseo anormal (resorciones, esclerosis ósea o tumores pardos), de mineralización anormal (osteomalacia), de masa ósea anormal (osteopenia), extraesqueléticas (calcificaciones vasculares) o relacionadas con el tratamiento.

Los autores del estudio concluyen que las manifestaciones radiológicas secundarias a la osteodistrofia renal y los trastornos del metabolismo y la mineralización ósea en pacientes con insuficiencia renal son variados y multifactoriales, y deben ser reconocidos por el médico radiólogo por su utilidad en el diagnóstico diferencial.