Según recoge un artículo publicado en la revista Nefrología, el Servicio de Metabolismo Óseo y Mineral del Hospital Universitario Central de Asturias ha diseñado y dirigido el proyecto, realizado en centros de diálisis de tamaño medio-grande elegidos de forma aleatorizada dentro del censo de centros de diálisis europeos. Cada país fue estratificado por zonas geográficas.

El número total de pacientes seleccionados por país fue proporcional al número de pacientes en hemodiálisis en dicho país, por tanto, los países más poblados contribuyeron con más pacientes al estudio. En principio, se seleccionaron 4.500 pacientes. Durante el seguimiento, se incluyeron otros 2.297, como reemplazo a aquellos que abandonaron el proyecto por causas diversas.

Cada centro debía completar un cuestionario con 15 preguntas sobre la práctica clínica habitual, además de recoger periódicamente datos de los pacientes que incluían información demográfica, comorbilidades, tratamientos y parámetros bioquímicos. La recolección de datos finalizó en verano de 2010.

Desde entonces, se han programado 18 estudios específicos, 14 propuestos por el Centro Coordinador de Oviedo y los 4 restantes por el Comité Científico Ejecutivo y por el Comité Internacional. De estos análisis, 5 han sido publicados, 2 se encuentran en fase de revisión, 7 están en marcha y el resto están en fase preparatoria. Cuando se finalicen y publiquen todos los trabajos programados, de acuerdo con el convenio suscrito al inicio del proyecto, la base de datos será transferida al Registro de la ERA-EDTA.