Prurito moderado a extremo

Un estudio encuentra que 1 de cada 4 pacientes con enfermedad renal crónica no sometida a diálisis experimenta un prurito moderado a extremo. De los 3780 pacientes con enfermedad crónica no sometida a diálisis que completaron cuestionarios en el estudio internacional CKDopps, el 24% se quejó de un prurito moderado a grave que era «muy o extremadamente» molesto. Estos incluyeron el 24% de los pacientes en Brasil, el 29% en los Estados Unidos y el 23% en Francia.

Ciertos individuos parecían más propensos al prurito, según informan Nidhi Sukul, de la Universidad de Michigan, y sus colegas en la revista Clinical Journal of the American Society of Nephrology. En este sentido, los pacientes de mayor edad, mujeres y pacientes con enfermedad renal crónica en estadio 5, enfermedad pulmonar, diabetes o depresión diagnosticada fueron más propensos a presentar prurito.

Consecuencias

Asimismo, los hombres y mujeres con prurito severo reportaron mala salud mental y física. Tenían puntuaciones de componentes físicos y mentales que eran 3.5 y 2.3 puntos más bajos, respectivamente, que los pacientes sin prurito. Además, tenían casi el doble de probabilidades de reportar síntomas depresivos y sueño inquieto.

Por otro lado, menos del 10% de los pacientes, incluidos aquellos con prurito moderado a extremo recibieron tratamiento con antihistamínicos, gabapentina o pregabalina. Por esta razón, “uno de los objetivos principales del manejo de enfermedades crónicas es aliviar los síntomas. Sin embargo, solo es posible cuando “somos conscientes del sufrimiento de los pacientes”, recuerda el especialista.

“Esta investigación nos ofrece una visión internacional única de lo importante que es preguntar a nuestros pacientes con enfermedad renal crónica si están afectados por el prurito y de qué manera”.  Asimismo, se ha demostrado que algunos medicamentos mejoran en gran medida los síntomas relacionados con el prurito. Lo hacen en un porcentaje importante de pacientes. Incluso si no tenemos un tratamiento universalmente eficaz para el prurito, reconocer que el prurito afecta a nuestros pacientes y afecta su calidad de vida hará que se sientan escuchados”. Finalmente, servirá para mejorar la relación médico-paciente al discutir los enfoques que pueden ayudar a proporcionar alivio del prurito.