El trabajo presenta 3 casos de rabdomiólisis por esfuerzo diagnosticada después de la primera clase de spinning. Los pacientes llegaron a urgencias poco después de haber realizado el ejercicio con niveles alterados de creatinina fosfocinasa.

En el primer caso, la rabdomiólisis se desarrolló 15 minutos después de la clase de spinning. En el segundo caso, el joven realizaba ejercicio con regularidad. En el tercer caso, el paciente desarrolló daño renal agudo secundario y precisó hemodiálisis.

De acuerdo con los investigadores, estos 3 casos de rabdomiólisis por esfuerzo confirman que el ejercicio de alta intensidad asociado con el spinning está asociado con riesgos significativos para los recién llegados.