En una nota, el laboratorio explica que el estudio II IMmotion150 fue diseñado para informar del desarrollo clínico adicional de dicha combinación. Sus resultados muestran que los pacientes con expresión del PD-L1 tratados con atezolizumab más Avastin® alcanzaron una reducción del riesgo de progresión de la enfermedad o fallecimiento de un 36% frente a los que recibieron sunitinib.

“Estos resultados refuerzan la base científica para combinar atezolizumab y Avastin® en pacientes con este tipo de cáncer de riñón”, señala Sandra Horning, Chief Medical Officer y máxima responsable de Desarrollo Internacional de Roche. “Existe una importante necesidad de contar con nuevas opciones terapéuticas para los pacientes con cáncer de células renales avanzado, teniendo en cuenta que actualmente solo uno de cada 10 pacientes vive más de 5 años tras ser diagnosticado”, añade.

Roche también está evaluando la combinación de atezolizumab más Avastin® frente a sunitinib en el estudio fase III IMmotion151. Asimismo, a principios de año se puso en marcha un estudio con atezolizumab como terapia adyuvante en cáncer de células renales.

Más datos del estudio

IMmotion150 es un estudio internacional fase II, multicéntrico, abierto y aleatorizado que fue diseñado para evaluar la eficacia y seguridad de atezolizumab en combinación con Avastin® (grupo A), atezolizumab solo (grupo B) o sunitinib solo (grupo C) en 305 pacientes con cáncer de células renales localmente avanzado o metastásico que no han sido tratados previamente.

Los pacientes del grupo A recibieron una administración intravenosa de 1200 mg de atezolizumab cada 3 semanas (en ciclos de 6 semanas) y 15 mg/kg de Avastin® por vía intravenosa hasta progresión de la enfermedad o falta de beneficio clínico. Los pacientes del grupo B recibieron atezolizumab solo hasta progresión de la enfermedad o falta de beneficio clínico; por último, los del grupo C recibieron 50 mg de sunitinib por vía oral diariamente durante 4 semanas, seguidas de 2 semanas de descanso hasta progresión de la enfermedad.

Uno de los pacientes que fue tratado con atezolizumab más Avastin® experimentó una hemorragia intracraneal que causó el fallecimiento y el 15% tuvo que suspender el tratamiento a causa de los eventos adversos. Los efectos secundarios más comunes fueron artralgia (38%), proteinuria (36%), epistaxis (28%) y prurito (22%). Los eventos de grado 3-4 relacionados con el tratamiento se produjeron en el 40% de los pacientes que habían recibido atezolizumab más Avastin® y en el 57% de los que recibieron sunitinib.