El dolor que estos cálculos le provocaban hizo saltar la alarma de que algo iba mal. Tras realizar el diagnóstico, el niño africano fue trasladado a España gracias a dicha colaboración, que ha cumplido recientemente 4 años y que ha permitido la curación de varios niños a lo largo de los mismos.

"Hemos realizado 2 intervenciones sin que se generaran incisiones o estas fueron prácticamente mínimas, con lo que el tiempo de recuperación del pequeño ha sido muy corto y con poco dolor permitiéndole recuperar su vida cotidiana con rapidez", ha detallado Luis Llanes, médico del Servicio de Urología del hospital.

La última intervención, derivada de dicha colaboración fue realizada a Djutala Dabo, una niña de 10 meses de Guinea Bissau que padecía una lesión de crecimiento mantenida en la lengua. Esta patología le impedía cerrar la boca y le provocaba dificultades en la deglución y en la alimentación, en general, con los problemas nutricionales asociados a dicho problema.

Jesús de Castro, director del Área Quirúrgica, explica que se sienten “orgullosos de colaborar con Infancia Solidaria pues, con su labor en países en vías de desarrollo, hemos podido atender a varios niños y devolverles la salud que cualquier niño merece".

En otros casos en los que los niños africanos no se pueden desplazar a países desarrollados, por falta de recursos y colaboraciones que sufraguen los gastos, existen médicos dispuestos a desplazarse a los lugares en los que esos servicios son necesarios. Tal es el caso del cirujano Pedro Cavadas que, desde su fundación, ha organizado misiones quirúrgicas humanitarias en África desde el año 2004, si bien estos casos son poco frecuentes.