Según recoge Infosalus, un equipo dirigido por la investigadora Viviane Calice-Silva, de Pro-Kidney Foundation, evaluó el desempeño diagnóstico de una varilla de nitrógeno ureico salivar (SUN, por sus siglas en inglés) en 742 individuos de Malawi (África). De ellos, 146 fueron diagnosticados con enfermedad renal mediante pruebas estándar.

Los resultados del estudio mostraron una asociación entre los niveles altos de SUN y enfermedad renal, así como mayor riesgo de muerte temprana. Con estos datos, los científicos consideran que esta prueba puede mejorar el diagnóstico de enfermedad renal y ayudar, en consecuencia, a concienciar a la población en entornos de bajos recursos.

En ese sentido, Calice-Silva destaca la importancia de diagnosticar la enfermedad renal y derivar a los pacientes para que reciban un tratamiento adecuado lo antes posible. Los resultados del estudio se han publicado en la revista Clinical Nephrology.