El estudio de la actividad antibiótica en líquido pleural puede ayudar a enfocar el tratamiento y evaluar su adecuación. Es una de las conclusiones de un estudio de investigadores del Hospital Universitario Virgen de Valme de Sevilla. Los resultados se han publicado en la Revista del Laboratorio Clínico.

El trabajo buscaba determinar la presencia de actividad antibiótica en las muestras de líquido pleural que llegaban al laboratorio y evaluar su posible influencia en el manejo clínico de los pacientes. Se incluyeron 81 muestras de líquidos pleurales remitidas al servicio de bioquímica clínica del centro.

Se realizó estudio bioquímico, bacteriológico y citológico de las muestras siguiendo las técnicas convencionales. El estudio de la actividad antibiótica se realizó por bioensayo con base en las recomendaciones del proyecto Pneumonia Etiology Research for Child Health. El uso previo de antibióticos se evaluó a partir de la historia clínica.

En el 32% de las muestras de líquido pleural (26) se constató uso previo de antibióticos y en el 28% (23) se detectó actividad antibiótica por bioensayo; el cultivo de estas últimas muestras fue negativo. La actividad antibiótica se detectó en 15 de los exudados y en 8 de los trasudados, con una mediana de halos de inhibición de 17 mm.

De acuerdo con los investigadores, evaluar la actividad antibiótica del líquido pleural mediante bioensayo de forma paralela al cultivo podría ayudar a enfocar el tratamiento y a valorar su adecuación con base en los parámetros bioquímicos y citológicos.