Los anticuerpos monoclonales mejoran la productividad laboral de los pacientes con asma grave. Esta es la conclusión de un estudio multicéntrico, del que se hace eco la agencia EFE, que analiza las condiciones de vida en Extremadura de pacientes de asma grave tratados con este tipo de fármacos.

La Asociación de Neumología y Cirugía Torácica del Sur (Neumosur) ha presentado estos resultados y ha explicado que la introducción del tratamiento con estos anticuerpos monoclonales ha supuesto “una revolución” en el manejo del asma grave. Estos fármacos están elaborados a partir de ingeniería genética y dirigidos al bloqueo selectivo de mediadores de la inflamación, recuerdan desde Neumosur.

Varios expertos de Neumosur han destacado que este estudio sobre los anticuerpos monoclonales revela una reducción en los costes sanitarios y un incremento de la productividad laboral de estos pacientes. Tal y como ha puesto de manifiesto Neumosur, pese a que existen fármacos capaces de controlar la enfermedad, existe un porcentaje relativamente alto de pacientes que no alcanzan el control.

Ante esta situación los neumólogos han optado por reorientar la estrategia para alcanzar el control y enfocar el tratamiento hacia características potencialmente tratables de las enfermedades obstructivas. En este sentido, los especialistas abogan por el tratamiento con anticuerpos monoclonales que garantizan la reducción de las pérdidas de productividad laboral y de los costes directos sanitarios ya que los pacientes requieren menos ingresos, menos medicación y menos procedimientos médicos.