Hasta ahora, “diversos estudios habían relacionado el uso de corticosteroides inhalados con un aumento en el riesgo de neumonía en pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica”, admite el autor principal del estudio, Pierre Ernst; sin embargo, “no existía una conclusión clara respecto a pacientes con asma”.

El estudio, que publica el British Journal of Clinical Pharmacology, reunió los datos de 152.412 pacientes asmáticos de entre 12 y 35 años, de los cuales 1.928 padecieron episodios de neumonía durante el seguimiento. Ernst y su equipo hallaron que el riesgo de hospitalización por neumonía entre los usuarios de corticosteroides inhalados era un 83% mayor.

Así mismo, el riesgo aumentó un 167% con el consumo de budesonida, y un 93% con consumo moderado de fluticasona, aunque el peligro era mayor en dosis más altas: el consumo diario de 500 miligramos o más de fluticasona se asoció a un aumento del 96% de posibilidades de neumonía.