El estudio se hizo con 114 pacientes con EPOC entre moderada y grave que se aleatorizaron para recibir 500 µg de propionato de fluticasona 2 veces al día durante 6 o 30 meses, 500/50 µg de fluticasona/salmeterol 2 veces al día durante 30 meses o placebo.

5 años después del tratamiento, los sujetos fueron seguidos y supervisados por un facultativo. Les realizaron biopsias de los bronquios y muestras de esputo al mes y a los 7,5 años. En los pacientes que habían recibido corticoides inhalados en una primera fase (0-50%) y en una segunda fase (n=61/85), se detectó que las células CD3+, CD4+ y CD8+ y los mastocitos en la biopsia bronquial habían aumentado.

El recuento de células en esputo aumentó considerablemente en el segundo periodo, al igual que los neutrófilos, los macrófagos y los linfocitos. El hecho de dejar los corticoides inhalados aumenta la inflamación de la vía aérea en pacientes que padecen EPOC, ya sea grave o moderada.