La causa principal del asma de origen laboral es la inhalación de sustancias como:

  1. Látex.
  2. Harinas.
  3. Epitelios animales.
  4. Serrín.
  5. Ácaros.
  6. Humos.
  7. Gases.

Javier Montoro, alergólogo del Hospital Arnau de Vilanova (Valencia), explica que “el asma de origen laboral es un tipo de asma bronquial provocado por la exposición a agentes que se encuentran en el entorno de trabajo”.

Este especialista recuerda que no debe confundirse el asma de origen laboral con el agravado por el trabajo, que se produce cuando el asma ya existe, pero la exposición a agentes propios del medio de trabajo del paciente la empeoran y dificultan su control. Los casos más frecuentes de asma de origen laboral se dan en profesiones como la de panadero, personal sanitario, carpinteros, veterinarios o profesiones que tengan contacto con animales por alergia a sus epitelios.

Asimismo, las personas con antecedentes familiares de alergia y los fumadores son más propensos a sufrir asma de origen laboral, añade el alergólogo, que destaca que muchas personas con asma de origen laboral son diagnosticadas, erróneamente, de bronquitis.