El proyecto, titulado Recognition of the primary infection by Pneumocystis in infants: a silent threat to public health, evaluó a 128 neonatos prematuros desde el año 2011. En ellos, los investigadores describieron por primera vez la alta prevalencia de la colonización por Pneumocystis jirovecii y el riesgo que la colonización supone para desarrollar el síndrome de distrés respiratorio neonatal y el colapso alveolar.

Este estudio “es de gran importancia porque se abren nuevas vías de investigación que podrían ayudar a mejorar el tratamiento de los recién nacidos prematuros e incluso diseñar estrategias de tipo preventivo” explica Enrique Calderón, director del estudio y especialista de Medicina Interna.

Actualmente, los neonatos que sufren este síndrome son tratados “con proteína surfactante pulmonar porque el déficit de la misma es uno de los mecanismos fisiopatológicos del distrés, al provocar colapso alveolar”, recalca Calderón. Además del grupo de investigación liderado por el especialista de Medicina Interna, han participado 6 grupos más de Portugal, Alemania, Francia, Perú y Cuba.

En el trabajo han colaborado la Unidad de Neonatología del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, el Instituto de Biomedicina de Sevilla (IBIS), el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), la Universidad de Sevilla y el Instituto de Ciencias Biomédicas de Facultad de Medicina de Santiago de Chile.