Los investigadores han evaluado si el cociente sonido inspiración-espiración por presión (E/I MF) en el rango de frecuencias medias (200 a 400 Hz) sirve para medir la respuesta al tratamiento en pacientes con asma bronquial. Para ello, reclutaron a 84 pacientes con asma leve o moderada que tuvieran registros de análisis del sonido pulmonar antes y un año después del tratamiento con 800 μg de budesonida inhalada.

Durante el estudio, los autores analizaron si los cambios que se producían en el cociente sonido inspiración-espiración tras recibir el tratamiento se correlacionaban con las modificaciones en los niveles de óxido nítrico en aire exhalado (FeNO); el porcentaje de eosinófilos en muestras de esputo inducido; la hiperreactividad bronquial y la función pulmonar.

Los resultados mostraron que, antes de iniciar el tratamiento con budesonida inhalada, el cociente E/I MF se correlacionaba significativamente con la función pulmonar, la hiperreactividad bronquial, los niveles de FeNO y el porcentaje de eosinófilos en las muestras de esputo.

Por otro lado, los investigadores comprobaron que el cociente E/I MF mejoraba significativamente en el grupo de pacientes en los que la budesonida inhalada inducía cambios significativos en la función pulmonar o en otros niveles. Con estos datos, los autores del estudio concluyen que al igual que la función pulmonar y los niveles de FeNO, el cociente E/I MF obtenido mediante el análisis del sonido pulmonar es un indicador útil para evaluar la eficacia del tratamiento en pacientes con asma bronquial.