“Se estima que casi el 1% del PIB español se dedica al tratamiento de la EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica). Sin embargo, el coste viene dado más que por el tratamiento farmacológico en sí, por los ingresos y reingresos”, ha explicado Bernardino Alcázar, neumólogo del Centro Hospitalario de Alta Resolución Especializada (CHARE) de Loja durante la jornada Visiones de la EPOC. Hacia una mejor atención.

Actualmente, la EPOC está considerada como la tercera causa de muerte mundial si bien los expertos informan que se ha reducido la mortalidad desde el año 2000 hasta la actualidad. “Conseguimos que los pacientes vivan más tiempo, estén menos sintomáticos y que la enfermedad interfiera menos en su vida diaria”, tal y como ha matizado Alcázar.

En el encuentro, organizado por la Escuela Andaluza de Salud Pública (EASP) y patrocinado por GSK, se expuso que el 10% de los mayores de 40 años en España sufre EPOC, lo que sitúa esta enfermedad respiratoria en la más frecuente de ingreso hospitalario. En la charla Estado de la EPOC hoy, Alcázar ha resaltado que el 75% de los pacientes que tienen esta enfermedad no han sido correctamente diagnosticados, lo que implica que no pueden recibir un adecuado tratamiento de la EPOC.

La atención no suele ser muy homogénea, no es infrecuente la variabilidad interindividual entre pacientes y entre sistemas de salud”, ha comentado el experto durante la mesa de debate Visiones del abordaje de la EPOC. Los expertos han destacado la necesidad de unificar el tratamiento de la EPOC debido a que existe demasiada variabilidad en función de la comunidad autónoma en la que sea atendido el paciente.

Una identificación temprana mejoraría la forma de abordar a estos sujetos y reduciría los gastos derivados de un tratamiento incorrecto del paciente. Con ello, se lograría reducir los costes de lo que podría suponer el 1% del PIB al que han apuntado los especialistas durante las jornadas organizadas por la EASP. Actualmente, esta escuela organiza diversas actividades centradas en patologías respiratorias en todas las provincias de Andalucía y elabora guías para pacientes.