Los pacientes y familiares que han querido participar en esta iniciativa han sido informados de los síntomas del asma alérgica y de los procedimientos para su diagnóstico mediante la realización de pruebas a los voluntarios: espirometrías, peak flow, medición de óxido nítrico y otros métodos novedosos, como la determinación de alergias (Ig E total) a partir de una gota de sangre (por capilaridad digital).

Por otra parte, los profesionales del Hospital Universitario Doctor Peset también han dado consejos generales para prevenir la obesidad, el tabaquismo y otros tóxicos ambientales que desencadenan o empeoran el asma. También han informado acerca de los diversos tratamientos que existen en la actualidad para controlar esta patología, que los investigadores estiman que afecta aproximadamente al 5% de los adultos, especialmente a mujeres (2 de cada 3 asmáticos).

Los profesionales del hospital explican que, a pesar de la alta prevalencia del asma, el 50% de los pacientes permanece sin diagnosticar , entre un 60 y un 70% de los diagnosticados no tiene bien controlada la enfermedad. Además, existe un grupo de pacientes asmáticos que tienen una patología muy grave que no se consigue controlar con las estrategias y tratamientos habituales.

"Es fundamental que estos pacientes sean evaluados en unidades especializadas de asma de manera individual, de acuerdo a los factores particulares que provocan su asma, y que puedan ser atendidos con terapias complejas adaptadas a sus necesidades. Con ello, pretendemos lograr y mantener el control de la enfermedad, además de prevenir las exacerbaciones y la obstrucción crónica del flujo aéreo y reducir la mortalidad", ha asegurado Eva Martínez Moragón, jefa del Servicio de Neumología del Hospital Universitario Doctor Peset.