La sociedad científica que une a los neumólogos y cirujanos torácicos del sur de España (Neumosur) quiere que las administraciones financien los tratamientos farmacológicos para dejar de fumar, sobre todo en pacientes con EPOC. Esta enfermedad, provocada por el consumo de tabaco en su mayor parte, afecta solo en Granada a unas 31.000 personas.

Según Marcos García Rueda, coordinador del grupo de Tabaquismo de Neumosur, si se financia la deshabituación al tabaco, los servicios sanitarios autonómicos se ahorrarían más de 4 millones en 5 años. Los expertos quieren promover que los ingresos fiscales obtenidos con el tabaco se destinen a intervenciones que fomenten el abandono o prevención del mismo, tal y como informa la agencia EFE:

Por otro lado, pese a que las cajetillas de tabaco han duplicado el espacio para sensibilizar al consumidor con mensajes e imágenes, Neumosur sigue considerándolo insuficiente. La sociedad pretende que los paquetes no tengan marca comercial, como sucede en Australia, donde se ha conseguido un descenso del 15% en el consumo de cigarros.

"Con un tratamiento adecuado podrían contrarrestar la fuerte adicción que mantienen y cesar el hábito tabáquico, aunque para conseguirlo sería esencial contar con la financiación de ese tratamiento por parte de las administraciones sanitarias". Marcos García Rueda, coordinador del grupo de Tabaquismo de Neumosur.