Los afectados por amianto gozarán de una atención sanitaria mejorada gracias a la creación de un grupo de trabajo por parte de la Consejería de Sanidad de Murcia. Según informa la consejería en una nota de prensa, este grupo de trabajo abordará los aspectos relacionados con el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades provocadas por este mineral y facilitará a los afectados una mejor asistencia.

Este grupo de trabajo, explica Sanidad, tendrá como finalidad exponer los programas de actuación en relación con las patologías producidas por el amianto para abrir un debate con las asociaciones de afectados, sociedades científicas y expertos externos e internos de la Consejería de Sanidad, con el fin de mejorar la calidad de los mismos.

El informe preliminar del Programa de vigilancia de la salud de los trabajadores expuestos al amianto del Ministerio de Sanidad correspondiente a 2016 revela que en la Región de Murcia hay registrados 2.842 casos de afectados por amianto, de los que 546 son trabajadores que estuvieron expuestos y 1.896 postexpuestos.

El director general de Salud Pública y Adicciónes, José Carlos Vicente, ha indicado que las mejoras que este equipo de trabajo va a aportar “están en la actualización de los registros de afectados y la formación de los profesionales para la detección y tratamiento de enfermedades relacionadas con el amianto”.

Tal y como recuerda la Consejería de Sanidad de Murcia, la exposición a fibras de amianto o asbesto es un riesgo para la salud. La asbestosis se relaciona con la intensidad y la duración de la exposición. Por lo general, transcurren menos de 10 años entre la exposición y la manifestación de la enfermedad.