El primer paso de este proyecto, liderado por la doctora Tracy Grikscheit, ha sido la creación de un modelo tridimensional del pulmón que permita estudiar y conocer los procesos de regeneración que es capaz de llevar a cabo este órgano, señala Pulmonary News. Anteriormente, el equipo de la doctora Grikscheit había diseñado tejidos intestinales artificiales con una funcionalidad similar a la de un órgano real.

Siguiendo una estrategia similar, el grupo de investigadores ha desarrollado tejido pulmonar artificial a base de células madre en soportes poliméricos biodegradables. “Este tejido pulmonar artificial nos permitirá entender los procesos de regeneración del pulmón”, ha detallado la doctora Tracy Grikscheit.

Como ejemplo, esta especialista ha señalado que el tejido pulmonar artificial hace posible estudiar enfermedades pulmonares que se encuentran en avanzado estado que no pueden ser analizadas en el propio paciente. Asimismo, este tejido pulmonar artificial puede emplearse como modelo en el que ensayar terapias que posteriormente se prescriban a las personas.

Las enfermedades pulmonares son responsables de 200.000 muertes anuales en los Estados Unidos, según señala Pulmonary News. Los creadores de este tejido pulmonar artificial reiteran la importancia del proyecto a la hora de entender mejor cómo funciona este órgano y cómo se producen los procesos para su regeneración.