Por lo tanto, este estudio es el primero que evalúa los efectos de la terapia CPAP en mujeres con apnea del sueño. Según explica el doctor Francisco Campos-Rodríguez, coordinador del estudio y miembro de SEPAR, “los resultados de la investigación proporcionan, por primera vez, evidencia de alta calidad científica que demuestra que el tratamiento con CPAP es efectivo y mejora muchos aspectos de salud en mujeres con trastornos respiratorios del sueño”.

La investigación se ha realizado en base a un estudio multicéntrico en 19 unidades de sueño que participan en el Programa Integrado de Investigación de Sueño de SEPAR. La falta de evidencia científica en relación a los efectos del CPAP en las mujeres con apnea del sueño ha dificultado el desarrollo de protocolos específicos diseñados de acorde a las necesidades específicas de este colectivo.

Entre el 6 y el 23% de las mujeres sufre apnea del sueño

Según señala la sociedad científica, hasta ahora las mujeres con apnea del sueño estaban siendo tratadas según los criterios masculinos, que en determinados casos pueden resultar inapropiados. “La investigación revela que 3 meses de tratamiento con CPAP mejora diferentes aspectos de la calidad de vida, el estado de ánimo, la somnolencia diurna, la ansiedad y los síntomas depresivos, en comparación con el tratamiento convencional”, añade la SEPAR.

La apnea del sueño afecta a entre el 6 y el 23% de las mujeres. Pese a que la prevalencia es alta, la investigación en mujeres es escasa ya que se ha asumido que tanto las consecuencias como los efectos del tratamiento de esta patología son similares en hombres y mujeres, concluye la SEPAR.