Según el National Heart, Lung and Blood Institute (NHLBI) de Estados Unidos, más de 12 millones de estadounidenses son diagnosticados de EPOC cada año, lo que constituye la tercera causa principal de muerte en el país. Se estima que otros 12 millones de personas que tienen la enfermedad todavía no tienen diagnóstico. 

En el estudio “Un nuevo enfoque para la identificación de pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica no diagnosticada” los investigadores informaron del nuevo método para facilitar el diagnóstico del EPOC basado en un modelo de preguntas.

En una primera fase, los pacientes completaron una evaluación de EPOC para identificar el riesgo de la enfermedad respiratoria no diagnosticada. A través de 5 preguntas evaluaban la exposición al humo y la contaminación, los problemas respiratorios, el cansancio del paciente y el número de patologías respiratorias agudas que padecían.

Los participantes cuyas respuestas indicaban que tenían probabilidades de estar en alto riesgo de padecer EPOC debían someterse directamente a pruebas diagnósticas definitivas, mientras que aquellos individuos cuyas respuestas indicaban síntomas de menor riesgo necesitaron más evaluaciones.

Los pacientes cuyas respuestas les posicionaban en un riesgo medio realizaban una prueba sencilla de PEF en la visita, de forma que fueron derivados aquellos hombres que exhalaban menos de 350 litros por minuto y mujeres que exhalaban menos de 250 litros por minuto. En total, de 346 participantes, un 52% requirió una PEF para valorar si era necesario realizar más pruebas diagnósticas.

El cuestionario y el PEF proporcionaron un alto índice de sensibilidad (89,7%) y especifidad (78,1%) de los casos frente a los controles, incluyendo a EPOC leve. La sensibilidad fue similar pero la especifidad aumentó al 93,1% cuando se compararon los casos con los controles sin EPOC.

Las 5 preguntas fueron las siguientes:

  1. ¿Ha vivido o trabajado en un lugar con aire sucio o contaminado, humo, humo de segunda mano o polvo?
  2. ¿Cambia su respiración con las estaciones, el clima o la calidad del aire?
  3. ¿Su respiración dificulta hacer cosas tales como llevar cargas pesadas, cavar tierra o nieve con una pala, correr, jugar al tenis o nadar?
  4. En comparación con otros de su edad, ¿se cansa fácilmente?
  5. En los últimos 12 meses, ¿cuántas veces se ausenta del trabajo, la escuela u otras actividades por un resfriado, bronquitis o neumonía?

Los autores explican que el enfoque está pensado para la búsqueda de casos, en lugar de un diagnóstico o cribado. No obstante, consideran que debe validarse un estudio con mayor número de muestra de voluntarios en Atención Primaria antes de que recomendar ampliamente la aplicación de estas medidas para mejorar la identificación de los pacientes con EPOC.