José Francisco Pascual Lledó, neumólogo y miembro de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ), tratará esta cuestión en el 49 º Congreso Nacional de SEPAR que tendrá lugar los días 10, 11 y 12 de junio en Granada.

Bajo el título “¿Podría considerarse el tabaquismo pasivo abuso infantil?” quiere dejar constancia de los daños ocasionados por esta adicción en los pacientes en edad pediátrica. Además, considera una responsabilidad médica proteger a la infancia para que no padezcan enfermedades respiratorias atribuidas al consumo de tabaco.

La SEPAR recuerda que ser fumador pasivo es causa de asma, neumonía, patologías cardiacas graves, muerte súbita del lactante y hospitalizaciones de otra índole. La fibrilación auricular en edad adulta está relacionada un 40% de las veces con la exposición al tabaco durante el periodo gestacional.

El doctor Pascual contempló la posibilidad de considerar el tabaquismo como “un maltrato a los menores” debido el daño que este causa sobre la salud de los pequeños. También opinó sobre la necesidad de acelerar las medidas de protección de los pacientes pediátricos a la exposición pasiva del tabaco.

Una de las posturas que se plantea desde la SEPAR es considerar la exposición al tabaco de los menores como maltrato infantil y, como tal, debería ser denunciada en un juzgado competente. El doctor Pascual aboga por realizar más acciones informativas sobre los perjuicios del tabaco pasivo para que los padres puedan evitar la exposición de los menores al humo.

“Es alarmante la alta proporción de población que persiste en el hábito de fumar, incluso con niños y niñas en el entorno más próximo, aun sin ser plenamente conscientes del daño realizado a uno mismo y a los demás”. José Francisco Pascual Lledó.