La Jornada Origen, organizada recientemente por AstraZeneca en Madrid, ha informado de que más del 50% de los pacientes que padecen asma están mal controlados, motivo por el que se incrementa el riesgo de complicaciones graves imprevistas y que no dependen del nivel de gravedad de cada paciente. Esta situación podría evitarse con un tratamiento adecuado a tiempo, según han señalado los expertos durante el encuentro.

“En el asma leve puede haber una limitación menor que se reflejaría en sibilancias y falta de aliento al realizar ejercicio. El asma moderada limita las actividades diarias y produce vigilia nocturna mientras que, en el asma grave, el paciente puede sufrir en cualquier momento ataques de asma severos que requieren intervención médica”, ha afirmado Richard Beasley, director del Instituto de Investigación Médica de Nueva Zelanda.

El 50% de los pacientes asmáticos tiene una baja adherencia al tratamiento a pesar de que existen mejores opciones terapéuticas para controlar la enfermedad, tal y como han señalado los ponentes de la Jornada Origen. Por otra parte, sería conveniente que los profesionales sanitarios realizaran un correcto seguimiento de las guías de práctica clínica y que informaran a los pacientes de la importancia de hacer uso de tratamientos eficaces y no solo aquellos que camuflan los síntomas.

“La dificultad radica en los bajos niveles de uso de esteroides inhalados por parte de los pacientes con asma leve, en los que es poco probable que tomen un tratamiento de mantenimiento a diario si solo experimentan síntomas 1 o 2 veces por semana. Esta situación ha llevado a que los médicos se muestren reticentes a recetar corticosteroides inhalados, a menos que el asma se vuelva más severa”, recalca Beasley.

La Jornada Origen, compuesta por 5 bloques, ha informado sobre la etiología de la enfermedad, los efectos de un mal control de al asma desde un punto de vista nacional e internacional y ha aportado posibles soluciones para el asma, una enfermedad que padecen 315 millones de personas en el mundo, según estima Beasley.