El estudio poblacional sobre la prevalencia de la EPOC comenzará en los próximos días, liderado por el Servicio de Neumología del Hospital San Pedro, de La Rioja, con la participación de investigadores del Cibir, y organizado por la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ).

Uno de los objetivos es disponer de un diagnóstico precoz de las personas que padecen esta enfermedad, dado que es muy importante detectarla en los estadios iniciales ya que se puede prevenir; así como llamar la atención sobre la importancia de mantener unos buenos hábitos saludables, como no fumar. Sus datos indican que en La Rioja hay 4.855 pacientes diagnosticados de EPOC y se producen cada año alrededor de 900 ingresos anuales.

Los expertos señalan que la alta prevalencia de la EPOC hace que la enfermedad sea priorizada por la estrategia de la Atención al Paciente Crónico de La Rioja, con el objetivo de mejorar la calidad asistencial del paciente y atender sus necesidades. Esta estrategia potencia el papel de la Atención Primaria como reguladora de los flujos de pacientes y coordinadora de los recursos sanitarios para garantizar la continuidad asistencial a los enfermos con EPOC. En total, en este estudio nacional participarán 10.200 personas procedentes de 19 centros hospitalarios y clínicas de las 17 comunidades autónomas.

La prevalencia del EPOC se detectará con una espirometría, que es la principal prueba de función pulmonar, imprescindible para la evaluación y seguimiento de las enfermedades respiratorias. Los expertos indican que este estudio proporcionará una información muy valiosa acerca de la situación actual de la EPOC en España y en las diferentes comunidades autónomas, ya que, hasta ahora, se habían realizado 2 estudios de prevalencia de esta enfermedad en la población española hace 10 y 20 años.

El estudio realizado en 1997 constató que el 78% de la EPOC no había sido diagnosticada y en el de 2007 se reveló que esta cifra se había reducido al 73 %.Este programa, pionero en España, se basa en la realización de espirometrías digitales, con los criterios de calidad establecidos en la Estrategia en EPOC del Sistema Nacional de Salud, donde se incorpora la espirometría en tiempo real y el informe en la Historia de Salud Electrónica de cada paciente, según los expertos. Ello permite la correcta interpretación de la prueba, el adecuado seguimiento y tratamiento del paciente en Atención Primaria en coordinación con Atención Especializada.