Según recoge Medlineplus, los Centros para el control y la prevención de enfermedades de Estados Unidos recomiendan que la vacuna contra la enfermedad neumocócica se administre a todos los adultos de entre 19 y 64 años. Pese a ello, el trabajo reveló que entre 2012 y 2013 solo el 54% de los estadounidenses con asma vinculado con el trabajo la recibieron.

Los adultos con asma no relacionado con el trabajo, las personas sin seguro médico, los hispanos y los adultos de entre 18 y 44 fueron los colectivos con tasas más bajas de administración de la vacuna contra la enfermedad neumocócica, con un 35, un 39, un 36 y un 42% respectivamente.

De acuerdo con el director del National Institute for Occupational Safety and Health, John Howard, la vacuna contra la enfermedad neumocócica es la mejor manera de prevenir esta patología, que incluye la neumonía, por lo que desde los citados centros, de los que forma parte el instituto, se recomienda administrar a los adultos con asma la vacuna neumocócica polisacárida.

La enfermedad neumocócica está causada por el Streptococcus pneumoniae y puede provocar diversas patologías. Unos 900.000 estadounidenses contraen anualmente la enfermedad mencionada; entre el 5 y el 7% de ellos fallece como consecuencia. Los autores recomiendan a los médicos que verifiquen si los adultos con asma han recibido la vacuna y la ofrezcan a los que no se hayan vacunado.