Los investigadores sostienen que un mejor análisis y una epidemología completa de la tuberculosis latente sería un paso crucial para el desarrollo de estrategias efectivas hacia el control y eliminación de esta persistente enfermedad. “No se había realizado ningún estudio epidemiológico sobre los agentes de policía que trabajan en los puestos fronterizos, donde día tras días tienen contacto con personas venidas de lugares lejanos”, señala el texto.

La investigación se ha basado en el estudio del personal de la policía fronteriza de todo el país, quienes fueron sometidos a varios test en la piel para detectar tuberculosis. El análisis se llevó a cabo entre septiembre y diciembre de 2014 y arrojó el resultado de que el 9,9% del personal dio positivo a la prueba, de modo que padecían esta enfermedad latente en el organismo.

Los investigadores dividieron a los policías en 2 grupos, según la función de cada uno. Los grupos estaban divididos entre los que acompañaban a los inmigrantes y los que se limitaban a tomar los datos y llevar a cabo la identificación fotográfica. Según señalan los autores, no han encontrado ninguna diferencia entre estos los grupos.

La intención de este trabajo, según explican los autores, es que se comprendan los riesgos que el cuerpo fronterizo de la policía italiana corre durante su labor diaria. Los médicos aseguran que su trabajo ayudará a diseñar estrategias para de prevención para riesgos biológicos en las fronteras, “algo que debería practicarse en todas las fronteras europeas”, concluye el texto.