Los talleres, que se desarrollarán hasta finales del próximo mes de enero, contarán con la docencia de neumólogos y la participación de entre 850 y 900 alumnos, todos ellos profesionales sanitarios que desarrolla su labor en los consultorios y centros de salud de la comunidad. El contenido de las clases, elaborado por la Sociedad Castellanoleonesa y Cántabra de Patología Respiratoria (SOCALPAR), incluirá sesiones clínicas.

El abordaje de la sospecha de EPOC, la correcta realización de una espirometría o la clasificación fenotípica, serán algunos de los temas a tratar durante los seminarios. Así mismo, los médicos de familia castellanoleoneses aprenderán a realizar correctamente la estratificación de gravedad de esta enfermedad y los procesos de derivación clínica, así como a definir las pruebas complementarias y planes terapéuticos.

“El objetivo es lograr una formación de calidad, con datos actualizados y en la que se sientan implicados de manera directa los profesionales sanitarios de la comunidad, sin que esto suponga un perjuicio al tiempo que dedican a la atención de los pacientes dentro de su jornada laboral habitual”, explica el presidente de SOCALPAR, Félix del Campo, jefe del Servicio de Neumología del Hospital Universitario Río Hortega de Valladolid y coordinador de los cursos junto con el Foro Autonómico de EPOC, de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR).

“La meta es que todos los pacientes que padecen esta enfermedad respiratoria sean diagnosticados lo antes posible, con el fin de que puedan acceder cuanto antes a un tratamiento integral que mejore su calidad de vida y ralentice la evolución de la EPOC”, reitera el experto. “Tanto el diagnóstico inicial y como el seguimiento de estas dolencias se realiza habitualmente en las consultas de AP, por eso es fundamental que este colectivo disponga de la mejor formación en la materia”, concluye del Campo.