El objetivo del estudio ha sido evaluar la relación del desarrollo de enfermedades respiratorias no neoplásicas entre los trabajadores de la madera. Para ello los investigadores han realizado una revisión sistemática acorde a las guías Prisma. De las 1.328 referencias halladas por los autores del estudio, se incluyeron 55 artículos.

Todos los artículos describieron un aumento del riesgo de sufrir enfermedades respiratorias en aquellos trabajadores con una mayor exposición al polvo de la madera. El riesgo relativo de padecer asma en los trabajadores expuestos al polvo de la madera fue de 1,5. 2 estudios pusieron de manifiesto que la obstrucción pulmonar era mayor entre los trabajadores expuestos que entre los no expuestos al polvo de la madera.

La conclusión del estudio es que el trabajo en el sector maderero está relacionado con un incremento del riesgo de sufrir enfermedades respiratorias y asma. En cuanto a los efectos del polvo de la madera en la función pulmonar, los investigadores concluyen que no existe evidencia suficiente, por lo que son necesarios más estudios que profundicen en este aspecto.