Según informa Infosalus, los pacientes de EPOC registran una alta prevalencia de comorbilidades, por lo que el nivel de ejercicio físico es bajo. Esta baja condición física puede considerarse un factor de riesgo importante para las enfermedades concomitantes, de ahí que los investigadores analizaran la asociación del ejercicio físico con la incidencia de 7 categorías de comorbilidad en la EPOC.

La investigación se llevó a cabo entre 409 pacientes de Atención Primaria de Países Bajos y Suiza. Los responsables del estudio midieron el ejercicio físico de los pacientes con EPOC a través de un cuestionario de análisis de la actividad física y el envejecimiento al comenzar la investigación. El seguimiento se realizó durante 5 años.

Durante este periodo, los pacientes con EPOC informaron sobre sus comorbilidades y completaron el formulario Hospital Anxiety and Depression Scale para la evaluación de su salud mental. Tras el estudio, los investigadores detectaron que el riesgo de ansiedad se redujo un 11% y el de depresión un 15% al aumentar el ejercicio físico en los pacientes.

Por tanto, el estudio concluye que “en pacientes con EPOC, aquellos que realizan más ejercicio físico son menos propensos a desarrollar depresión o ansiedad con el tiempo”. En este sentido, consideran que implementar programas de promoción de la actividad física para disminuir la carga de trastornos mentales en pacientes con EPOC puede ser una medida efectiva.