Este sistema calcula de manera bastante fiable las posibilidades de sufrir distrés respiratorio agudo, una de las lesiones pulmonares más graves en la actualidad. Según explicó el coordinador del proyecto, hasta hoy no existía ningún índice para predecir los pronósticos con una alta probabilidad.

El sistema de puntuación es de 9 puntos y tiene en cuenta 3 niveles de edad, la presión pulmonar y la alteración de la oxigenación calculados un día después del diagnóstico. Cuantos menos puntos tenga el paciente (la puntuación mínima es de 3 y la máxima es 9), más posibilidades tendrá de sobrevivir.

Este grupo de científicos descubrió que más de un 85% de los pacientes que tenía menos de 5 puntos al día siguiente de comenzar el tratamiento sobrevivía. Sin embargo, aquellos que obtenían más de 7 puntos realizándoles las mediciones e las mismas condiciones, no salía vivo del hospital.

Esta predicción permite identificar aquellos pacientes que tienen mayor riesgo de muerte para tratar un defecto en la oxigenación y poder reducir las presiones de la vía aérea. Desde el instituto consideran que este sistema simplificará los cuidados por parte del sanitario y obtendrá uso mejores resultados en los pacientes más críticos.

El distrés respiratorio se da en aquellos pacientes afectados por infecciones abdominales o pulmonares severas, por pancreatitis, traumatismos o intoxicaciones severas. En estos casos, es necesaria la ventilación mecánica para mejorar la oxigenación en sangre y el funcionamiento de los pulmones.