El tiotropio combinado con el olodaterol (Spiolto®, Respimat®), dicen desde el laboratorio, hace que las personas con EPOC tengan más tolerancia al ejercicio. Después de 8 semanas en las que se administró esta combinación a pacientes que hacían deporte, se observó que su capacidad de esfuerzo mejoraba en un 45,8% comparado con aquellos a los que se les había administrado placebo y no hacían ninguna actividad física.

“Este es el primer estudio en el que evaluamos el abordaje de la EPOC desde un sentido más amplio, combinando con el tratamiento con Spiolto®  Respimat® un programa de ejercicio físico. Es muy importante cambiar el comportamiento del paciente en este sentido, ya que la pérdida de capacidad para realizar actividades físicas es un marcador de mal pronóstico en los pacientes de EPOC, incluso desde los primeros estadios”, afirmó Holger Gellermann, director médico del laboratorio.