El doctor Emiliano Calvo ha sido el encargado de presentar los resultados en el congreso: “Lo que hemos podido observar es que esta combinación de fármacos antitumorales beneficia a la supervivencia libre de progresión”. El médico ha explicado que 21 de 27 pacientes tratados con PM1183 en combinación con doxorubicina experimentaron alguna reducción tumoral, además de una mejora en la tolerabilidad. El experto añade que, “cuando observamos la toxicidad por número de ciclos, podemos ver que la calidad de vida de los pacientes mejora de manera notable”.    

El estudio muestra que los pacientes tratados con PM1183 en combinación con doxorrubicina (ensayo clínico de fase I/II) alcanzaron una supervivencia libre de progresión (5,3 meses) que se compara de manera favorable con los datos de Topotecán® como agente único. La tasa de respuesta observada en pacientes tratados con la combinación de PM1183 y doxorrubicina es de un 37%, mientras que la respuesta con Topotecán® ronda entre un 17 y 24%. En los pacientes platino sensibles sometidos a la combinación de fármacos, la supervivencia libre de progresión observada aumenta hasta 6,2 meses, mientras que con Topotecán® mostraron una supervivencia libre de progresión que osciló entre 3,25 y 4,3 meses.

La empresa ha anunciado que, apoyada en los resultados del estudio, llevará a cabo un esnayo pivotal de fase III. En esta futura investigación, la compañía pretende conseguir 600 pacientes entre más de 154 centros de 20 países. El estudio comparará la combinación de PM1183 y doxorrubicina con Topotecán® y la combinación CAV (ciclofosfamida, doxorrubicina y vincristina).