Villalobos coordina la unidad del Quirónsalud Infanta Luisa para tratar al paciente que sufre un ataque epiléptico.

Las personas que sufren un ataque epiléptico disponen de una nueva unidad médico-quirúrgica en el Hospital Quirónsalud Infanta Luisa. Según detalla el centro sevillano, esta unidad está formada por un equipo multidisciplinar de neurólogos, neuropsicólogos, pediatras y neuroradiólogos. Cada año, explica la nota de prensa, se diagnostican 1100 casos nuevos en Sevilla y 10 400 en toda Andalucía.

La unidad médico-quirúrgica de Quirónsalud Infanta Luisa prestará una asistencia integral al paciente que sufre un ataque epiléptico. Esta unidad tratará tanto a adultos como a niños, aclara el centro. Francisco Villalobos, coordinador de la unidad, ha señalado que atenderán a pacientes con debut de primera crisis epiléptica y a crónicos. Asimismo, asistirán epilepsias convulsivas y no convulsivas y a pacientes con crisis refractarias.

El tratamiento se aplicará una vez estudiado el caso. Los especialistas analizarán el tipo de ataque epiléptico y prescribirán un tratamiento clínico o quirúrgico. Para ello la unidad cuenta con un equipo multidisciplinar. De él forman parte el neurólogo Francisco Villalobos, los neurocirujanos Yamin Chocrón y María Oliver; y la neurofisióloga Gema Daza. También colaboran neuropsicólogos, neuroradiólogos, pediatras, psiquiatras o especialistas en Medicina Nuclear.

2 tipos de cirugía

Esta unidad trabajará por el correcto diagnóstico del paciente que sufre un ataque epiléptico. El equipo multidisciplinar estudiará el origen de la enfermedad, el tipo de crisis y los factores relacionados. La finalidad es ofrecer el mejor tratamiento, destaca Quirónsalud. Para lograrlo, añade, esta unidad dispone de una avanzada tecnología diagnóstica. Sus profesionales cuentan con PEC-TAC, resonancia 3 Teslas y el vídeo EEG.

Cuando se encuentren ante pacientes fármaco-resistentes se estudiará la viabilidad del tratamiento quirúrgico. No obstante, recuerda Quirónsalud, solo un 20% de los pacientes con epilepsia refractaria serían estudiables prequirúrgicamente. El estudio prequirúgico está coordinado por el neurólogo y un examen de neuropsicología. Con él se localiza el foco epileptógeno a resecar, es decir, la zona donde se encuentra la lesión.

Tal y como informa Quirónsalud, existen 2 tipos de intervenciones quirúrgicas. La primera es la cirugía resectiva, dirigida a eliminar el foco del cerebro productor del ataque epiléptico. La otra clase de cirugía es la paliativa, que está destinada a disminuir la frecuencia y/o intensidad de las crisis. Según los expertos, el futuro de la cirugía de la epilepsia va de la mano del desarrollo de la neurocirugía. Las técnicas de neuronavegación, radiofrecuencia y estimulación cerebral profunda son también consideradas como los tratamientos del futuro.