Así lo demuestra un estudio elaborado por el jefe de Otorrinolaringología del Hospital Universitari i Politècnic La Fe, Herminio Pérez Garrigues, cuyo texto destaca que el porcentaje de consultas de emergencia por vértigos es similar a las visitas que se producen por dolencias más urgentes como taquicardias, hipertensión o patologías metabólicas.

Frente a esta situación, Garrigues ha coordinado el Curso Práctico de Otoneurología y Rehabilitación Vestibular, que pretende “mejorar la formación del personal sanitario en otoneurología para ofrecer así una mayor calidad asistencial a quien tiene estos vértigos y, además, ser más eficientes con el sistema optimizando recursos”, según explica la gerente del Departament de Salut València La Fe, Mònica Almiraña, en una nota de prensa.

“El vértigo es una de las experiencias más desagradables que puede sufrir el ser humano, ya que la crisis puede ir acompañada de vómitos, sudoración fría, mareos e incluso desmayos”, recuerda el otorrinolaringólogo; “constituye un cuadro tan aparatoso e invalidante que antiguamente se relacionaba con una apoplejía cerebral”. Según el mismo estudio, a lo largo de un año, 18 de cada 1.000 habitantes sufren este tipo de crisis.