Según los autores del estudio, los cannabinoides resultan efectivos en la disminución del dolor neuropático central pero no en el dolor periférico. “Basándonos en estos datos, podemos afirmar que el efecto analgésico de los cannabionoides para tratar el dolor neuropático es moderado”, ha detallado Howard Meng, especialista del Servicio de Anestesiología del Toronto Western Hospital.

“Con estos resultados, podemos hacer una recomendación sobre el uso de los cannabinoides para tratar el dolor neuropático como un complemento, pero no como un único agente, y en concreto para el dolor neuropático central”, ha añadido.

Para llevar a cabo esta revisión sistemática, el doctor Meng y su equipo recopilaron los ensayos clínicos contenidos en MEDLINE que comparaban el uso de cannabinoides (dronabidol, nabilona y nabiximol) con el de placebo y tratamientos convencionales del dolor neuropático. Los investigadores incluyeron un total de 11 ensayos controlados en los que participaron 1.219 pacientes.

“Los cannabinoides proporcionaron un efecto analgésico moderado en los ensayos por un periodo de 2 a 15 semanas en los pacientes con dolor neuropático crónico”, ha concluido Meng.